Concursos, Opinión

¿Cómo es ser jurado de un concurso de relatos?

Tal y como comenté en uno de los primeros post de este año, una de las cosas literarias que sucedieron en 2020 es que fui jurado de una convocatoria de relatos de Ciencia Ficción organizada por Orbitando, “2030: un horizonte en el espacio”, junto a los también escritores Eleazar y Rafa. A lo largo de mi vida profesional he revisado y corregido textos y me han pedido opinión sobre otros, pero nunca había hecho de jurado, cuya experiencia es muy enriquecedora.

Para empezar, la elección del jurado para un concurso de relatos (y para cualquier otro concurso de índole artística) exige que estos cumplan una serie de requisitos básicos para que la convocatoria refleje cierta calidad:

  1. Capacitación para ello: que esté relacionado con el tema en cuestión. En este caso, la literatura.
  2. Justicia artística: debe tener unos criterios de evaluación preestablecidos que midan la calidad de las obras recibidas en base a lo que se pide en la convocatoria.
  3. Comprensión de la obra: para opinar sobre algo, antes debe comprenderse.
  4. Juicio propio: el juicio empleado debe ser propio y libre de influencias de los demás miembros del jurado.

Así, tras varias reuniones online con la organización para determinar el proceso de evaluación y puntuación de los relatos, y de tener a disposición todos ellos de manera anónima (si no recuerdo mal fueron más de cincuenta), los miembros del jurado leímos y evaluamos cada uno de ellos por separado, de manera que el anonimato de la autoría no influenciara en la puntuación recibida, ni tampoco lo hiciera la opinión del resto del jurado.

Tras ello, compartimos nuestras opiniones sobre cada uno de los relatos con el fin de hacer la selección final y debatimos sobre aquellos que, si bien no eran los relatos premiados, sí formarían parte de la antología.

Muchas personas que no han participado nunca en certámenes literarios (o cuyos escritos no han sido seleccionados) creen que el trabajo del jurado termina con la selección. Nada más lejos de la realidad, una vez hecha esta comienza una siguiente fase -si así la autorizan los miembros del jurado- que consiste en la corrección y comentarios de los relatos por parte del jurado para ser trasladados a los autores de los mismos con el fin de pulirlos. Una especie de mentoring en el que jurado y seleccionados intercambian opiniones y sugerencias y aprenden mucho entre sí.

Si bien en la fase de discusión de los relatos aprendí mucho de mis compañeros de jurado, en esta de feedback con los autores y autoras de los relatos se profundiza más si cabe en ellos, y es realmente satisfactorio poder intercambiar inquietudes y opiniones con las personas que escribieron algo que te gustó sabiendo que, de alguna forma, les estás ayudando a ser mejores en lo que hacen.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .