Opinión

Booktokers, ¿los nuevos influencers de la literatura?

Antes que Internet llegara a nuestras vidas, las recomendaciones de libros venían en periódicos, suplementos de Cultura de estos o revistas especializadas. Podríamos decir que hasta costaba mucho encontrarlas si no era en estas últimas y, de no ser por el siempre socorrido boca a boca, muchos libros hubieran caído en el olvido.

Con la llegada de Internet a nuestras vidas y el nacimiento de plataformas como Blogger (2003), WordPress (2003) y MySpace (2006) para generar y compartir contenidos, los más jóvenes comenzaron a formar una comunidad literaria en la que se recomendaban libros, nacían nuevas historias y se hablaba mucho de literatura. Junto a estas plataformas, el auge de las redes sociales han transformado por completo la divulgación literaria.

Así, se habla de libros de forma escrita (bloggers), en forma de vídeo (booktubers) o mediante fotografías (instagramers). Y a la misma velocidad que la tecnología nos ofrece nuevas formas de comunicarnos lo hace nuestra adaptación a ellas. La nueva y revolucionaria forma de difundir literatura es Tik Tok, la última red social -con el permiso de Twich- en la que todo el mundo parece estar, aunque no es mi caso.

La nueva y revolucionaria forma de difundir literatura es Tik Tok

Nacida en China y ofreciendo tan solo quince segundos por video, se ha convertido en todo un fenómeno de masas en la que los usuarios consumen un vídeo tras otro. Es la red social de la Generación Z (los nacidos entre 1994 y 2010) donde los tiktokers -en este caso booktokers– deben ser capaces de condensar su contenido literario en un espacio de tiempo muy reducido. Si bien la limitación de tiempo en esta red social hace que parezca una forma muy reductora de hablar de libros, no tiene nada de simplista: Escenifican el fragmento de un libro, narran en primera persona un párrafo, muestran las nuevas adquisiciones o incluso parodian escenas y/o personajes.

Si bien la limitación de tiempo en esta red social hace que parezca una forma muy reductora de hablar de libros, no tiene nada de simplista

Tal y como escribe Alison Food en The Guardian, «los usuarios jóvenes de TikTok están compartiendo su pasión por los libros con millones, dando vida a los títulos que aman en línea y remodelando el mundo editorial, todo en menos de un minuto». Y, es que en Tik Tok la imaginación no tiene límites. Bueno, quizá sí: quince segundos. Pero funciona.

Y cuando algo funciona y tiene éxito -mucho-, es inevitable que le salgan «mellizos» en otras redes sociales. Es el caso de Instagram y el lanzamiento de Reels, una función que permite grabar vídeos de quince a treinta segundos a los que a los que se puede subir o bajar la velocidad, agregar texto y ponerles música, sonidos, filtros y efectos.

¿Y tú? ¿Perteneces a la comunidad Booktoker?

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.